Relajantes, estimulantes, antidepresivos, equilibradores, analgésicos, antisépticos, afrodisíacos… Son tantas las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales que contribuyen a tu bienestar físico y emocional, que no es de extrañar que la aromaterapia cada vez tenga más adeptos.

Espacio Messegue