Un estudio bien equipado y funcional

En un estudio el espacio es limitado, por ello la elección del mobiliario es clave. Ante todo, hay que pensar bien en el uso que se le va a dar. Los muebles convertibles son la opción perfecta para poder jugar con los dobles usos: sofás-cama, mesas plegables, barras de desayuno, etc.

En espacios pequeños, los metros cuadrados son muy importantes, pero también lo son los metros cúbicos. Las estanterías de módulos son ideales para optimizar los espacios de almacenamiento. Apuesta también por las cajas de plástico para guardar cosas bajo la cama o encima de las librerías.

Equipar correctamente un piso de estudiantes por un coste mínimo suele suponer un desafío. La solución está en GiFi, donde encontrarás una gran selección de muebles, así como soluciones prácticas para el almacenamiento y el mantenimiento de tu vivienda. Y, por supuesto, sin olvidar todo lo necesario para el equipamiento de la cocina y los imprescindibles en decoración.

¿Cuáles son los elementos indispensables para sentirte como en casa?

LA ROPA DE CAMA

Dormir bien es muy importante así que la elección de una ropa de cama de calidad es fundamental. Necesitarás un buen colchón y su correspondiente somier, adaptado a tu morfología. Si tu estudio es muy pequeño, opta por un canapé transformable de espuma que te hará de sofá durante el día, donde podrás recibir a tus amigos, y por la noche se convierte en una acogedora cama.

EL ESCRITORIO

Ante todo, es una etapa en la que te vas a dedicar a estudiar, así que necesitarás un escritorio espacioso en el que poder colocar sin problemas tu ordenador, tus libros, tus apuntes…

Elige una silla de escritorio giratoria adaptada a tu morfología, perfecta para esos momentos de estudio. Valora también la opción de colocar unos estantes encima del escritorio, te resultarán muy útiles.

LA MESA DE COMEDOR

Si la disposición de los muebles lo permite, coloca una mesa rectangular, muy práctica para recibir a tus amigos o la visita sorpresa algún familiar. En caso contrario, una mesa redonda o cuadrada (mínimo 90 cm de diámetro) permitirá comer cómodamente a cuatro comensales.

Completa el comedor con unas sillas escandinavas y ¡genial!

Y para quienes se muden a un espacio más reducido, no desesperéis porque os podéis beneficiar de un aliado de primera: la mesa baja retráctil y extensible.

Finalmente, para personalizar tu comedor, añade un mantel o un juego de mesa alegre y colorido y estará listo para una fantástica velada entre amigos.

EL SALÓN

Lo más probable es que el salón no quede muy lejos de la cama ni de la cocina, pero no dejes pasar la oportunidad de poner una mesa baja o una mesa auxiliar y una alfombra decorativa para sentirte como en casa.

Si tienes sitio para colocar un sofá y un mueble para la TV, tu salón estará completo.

EL VESTIDOR

¿Te falta espacio para la ropa?

Una simple barra perchero cumplirá la función de vestidor y podrá servir de separación visual entre el salón y la habitación. Puedes hacer lo mismo con una cómoda, que además puedes aprovechar para colocar tus cosas sobre ella. Para los afortunados que tengáis más espacio, no dudéis en haceros con un armario ropero.

LA COCINA Y EL ARTE DE LA MESA

¡No subestiméis lo más pequeño! Regálate un precioso juego de cocina, muy asequible, compuesto por una batería y utensilios de cocina. En cuanto a los electrodomésticos, no te olvides de un hervidor o una cafetera para enfrentarte a las noches de estudio en las mejores condiciones.

Para las pizzas, utiliza el servicio a domicilio.

EL CUARTO DE BAÑO

En un estudio, el cuarto de baño suele ser pequeño. Equípalo con accesorios como un estante para la ducha o un toallero para evitar saturar la pieza.

¿Te falta espacio en el suelo?

Utiliza las paredes del cuarto de baño para fijar tus útiles de baño. Los accesorios con ventosas (colgadores, cestas, jaboneras o portacepillos) se adhieren perfectamente a las superficies lisas como el cristal, los espejos o los azulejos.

Los más afortunados podrán instalar una columna de estantes para aprovechar el espacio vertical y ganar sitio de almacenamiento.

EL TOQUE PERSONAL

Date el placer de decorar el interior a tu gusto: estilo campestre/romántico, étnico/zen, pop/ciudad o bien estilo escandinavo. Evita sobrecargar el espacio e invierte en complementos atemporales que podrás aprovechar cuando te mudes a un piso con más espacio.

La decoración mural y el papel pintado aportan un toque moderno muy personal. De cualquier tamaño y para todos los bolsillos, te permitirán dar rienda suelta a tu imaginación.

Si el papel de pared está un poco deteriorado o la pintura está deslucida, juega con la perspectiva colgando fotos enmarcadas al azar o una tela bonita. Para el resto, sigue tu propio estilo: flores artificiales, cortinas, edredones, etc.